Walter Macías: «Voy a participar en el concurso de fiscal general»

Walter Macías, exjuez de la Corte Nacional.
  • Cómo tomó usted la decisión del Consejo de la Judicatura de no tomar en cuenta el pronunciamiento del procurador que abría la posibilidad de la prórroga de los cuatro jueces.
  • Desde el punto de vista netamente jurídico el Consejo de la Judicatura incumple el mandato constitucional porque es claro que el procurador puede absolver consultas y estas son de carácter vinculante y aplicación obligatoria para la administración  pública. Eso lo dice la Constitución y la Ley Orgánica de la Procuraduría. Resulta un poco incomprensible que la Judicatura solo adopte para unos temas la decisión del procurador y para otros no. Por ejemplo, para la selección de jueces temporales que vienen de las cortes provinciales se están basando en el criterio del procurador que es de 2019. Entonces prácticamente el criterio actual no validaría esa actuación con relación a estos periodos que debían haberse prorrogado porque ya se terminaron los mismos así en el Consejo de la Judicatura. Sin embargo, son decisiones que son de carácter administrativo y antes que no exista una decisión en contrario, una decisión judicial, deben ser acatadas. Pero claro, luego vendrán las observaciones porque pueden ser sometidos a juicio político por actuaciones contrarias a la ley y la Constitución.
  • El razonamiento del presidente de la Judicatura fue que la Corte y el presidente no eran los llamados a hacer la consulta sino el órgano administrativo y disciplinario que es el Consejo.
  • En esta cuestión hay que definir dos situaciones. La ley Orgánica de la Procuraduría dice que la consulta la realizará el máximo representante de la institución requirente. Que es lo que ocurre con el Consejo de la Judicatura, el presidente de la Corte Nacional primero es representante de ese organismo. Segundo, es el representante de la Función Judiciales. El Código Orgánico dice que esto no hay que confundirlo y eso es lo que ha sacado a relucir el doctor Álvaro Román con la representación que tiene el Consejo de la Judicatura, en eso estamos claros. Pero quién más que el procurador que tiene la facultad de establecer si hay un legitimado o no para presentar la consulta y él mismo da la respuesta quiere decir que, el procurador como única autoridad con esa atribución, realizando el estudio jurídico pertinente manifiesta que sí, efectivamente, es el legitimado activo el presidente de la Corte Nacional, para realizar esa consulta, no puede decir el Consejo de la Judicatura de su criterio no acato o el procurador está equivocado, esa es una clara intromisión de funciones porque en este caso el procurador es el abogado del Estado y representante de la Función Ejecutiva. Sería una pugna entre la función Judicial Administrativa y la Función Ejecutiva por el dictamen que no se acata.
  • Independientemente de lo decidido por la Judicatura, ustedes ya están fuera de la Corte. ¿Cómo califica su paso por la Corte Nacional?
  • Siempre fui un juez independiente, me dediqué a ser juez, no andaba en cuestiones políticas. Siempre lo dije desde el inicio hay que hacer camino al andar. Siento que dentro de estos tres años a través de mis sentencias expresé lo que realmente correspondía y tuve posturas jurídicas para hacer prevalecer lo que es la independencia y también el respeto a la función judicial. Prueba de ello es que entre mayo a septiembre de 2023, por ser incompatible mi actuación, el Consejo de la Judicatura como siempre quiso meter la mano a la justicia, trató de destituirme y me suspendió. Sin embargo, la justicia constitucional me dio la razón y esto no es cualquier cosa, esto ha ocurrido desde que se ha conformado la Judicatura puesto que su composición, no olviden que dos delegados, uno del Ejecutivo y uno del Legislativo, la composición política, hace que haya una especie de pactos fuera de cámaras y se trate de sacarle del camino a quienes son piedra en el zapato en la administración de justicia.
  • ¿Qué fue lo más difícil de ser juez?
  • Primero que se respete siempre las decisiones y la independencia judicial. Segundo, lo difícil es tener que estar pendiente siempre de estas malas prácticas que provienen inclusive o podrían provenir, si fuera el caso, de compañeros de la Corte Nacional. Si se justifica así en la investigación de la Fiscalía pues también estás malas prácticas que están aunadas por abogados que, fuera de la ética profesional, lo que hacen es recurrir a una serie de sobornos y dineros para lograr sus objetivos inclusive a la par de lo que es la delincuencia organizada, de lo que se puede entrever hasta este momento por parte de la Fiscalía. Eso sí es una lucha contracorriente por las dos cuestiones, porque la independencia judicial está basada no solamente en el accionar del juez y que los demás órganos de fuera y dentro como la Judicatura deben respetar eso sino que también los abogados en libre ejercicio y los mismos compañeros, de ser el caso y que se justifique aquello y no logren esta suerte de actos de corrupción que pueden empañar al juez o a la administración de justicia sino al colegiado que es la Corte como actualmente se ve por las conversaciones que están en la boca de todos los abogados, en el mundo jurídico y la ciudadanía en general. Lea además: «Walter Macías: «La justicia no está, ni puede estar a la venta«
  • ¿A su despacho llegaron abogados a golpear las puertas y solicitar algún fallo favorable?
  • – No y le cuento que ese es un problema que hemos tenido siempre, por lo menos de mi parte, porque no soy de aquellos de recibir abogados en mi despacho, porque eso es parte de la mística de ser juez, el tener es imparcialidad inclusive para no recibir a las partes. Hay prohibición expresa y si quiere recibirles tiene que ser a ambas partes no solo a una y por otro lado por la situación en concreto únicamente actué en el caso que involucraba al señor Norero que fue un habeas corpus en el cual se pretendía la libertad de él. Creo que es el principal por el cual se pedía que vino, si mal no recuerdo, de una Corte Provincial de Chimborazo. Resolvimos negándole e inclusive llamando la atención a este abogado Christian Romero que estaba como defensor, no hay más que eso. Y creo que al final del día demuestran estas actuaciones quienes están de un lado o en la otra vereda de la administración de justicia.
  • Usted tuvo casos de exfuncionarios. ¿Recibió amenazas o presiones?
  • He recibido amenazas muy fuertes a mí y a mi familia. El último año y medio, estuve con seguridad de la Policía y de Inteligencia en mi domicilio en Manabí y en mi domicilio laboral en Pichincha. Sin embargo, una vez que concluyó con el cargo se ha dejado esta protección. Pero igual comporta un estudio de seguridad autopersonal porque puede ser que estas personas por estas amenazas puedan hacer retaliaciones contra una persona que lo único que hizo es administrar justicia. Luego de aquello no se percaten o dejen de lado inclusive que el anterior Consejo guardó retaliaciones por no actuar conforme a lo que ellos querían en su momento con relación a las cuestiones que están saliendo a la luz que son incompatibles con el sistema jurídico y el normal desarrollo de esas funciones.
  • ¿En qué consistían las amenazas?
  • Amenazas a la familia por seguir los casos de connotación, que son algunos, de muerte, de dejar de seguir con los casos, de no resolver de una forma o de otra. Al final creo que el calificativo incontrolable no me lo gané así nomas, porque yo tenía que administrar justicia y solamente eso. Hubo llamadas telefónicas, mensajes de texto, vehículos extraños acercándose al domicilio dando rondas, persecuciones de algunos vehículos, pero también se ha tenido efecto disuasivo cuando ya me asignaron a dos miembros de la Policía para la custodia. «José Suing Nagua: Vamos a sacar a flote la Corte Nacional de Justicia
  • Usted exponía en redes sociales sus discrepancias con la Judicatura o con el expresidente de la Corte en algunos temas. Sin embargo, cuando Iván Saquicela quiso reelegirse usted le apoyó. ¿Cómo se interpreta eso?
  •  Tuve muchas discrepancias jurídicas con el doctor Iván Saquicela con relación a situaciones que no me parecían acorde con la ley y con la Corte. Siempre puse en la red social X, antes Twitter, mis posturas para que la ciudadanía conozca de forma transparente qué es lo que ocurría. Ahora, respecto de la primera elección, claro en un primer momento se vota por una reelección por una suerte de que recién se nominan los candidatos en ese momento y se hace el ejercicio de escuchar sus propuestas y qué es lo que se va hacer por la Función Judicial y por el país. Pero esto fue en la primera votación debo ser muy honesto. Luego de eso hay un voto nulo que fui yo el que lo consigné y después empieza esta suerte de querer llegar a consensos pero, se fueron un bando de la doctora Daniella a unas oficinas y otro del doctor Saquicela a otras oficinas y yo como ya no compartía esas cuestiones personalísimas de uno y otro lado lo único que hice fue retirarme a mi oficina y ya no hubo apoyo. Inclusive cuando se reinstala la sesión. Esperábamos que se diera la oportunidad de promover otros candidatos para que se saliera de esa especie de entrampe que había entre uno y otro y los otros 13 pudiéramos elegir a alguien que fuera de consenso y que tenga su trabajo por la Función Judicial es lo único que se pudo conversar en ese sentido.
  • Qué le parece la solución que se dio en la Corte para salir del entrampamiento y escoger a José Suing y a Enma Tapia como titular y subrogante, temporales hasta que se elija a los jueces de la Corte.
  • Ahí hay dos situaciones, la primera que siempre estuvo en manos de la Corte resolver este problema, deponer posiciones personales y al final buscar el mérito de la institucionalidad y que no se vea debilitada la Función Judicial. Yo felicito ese ejercicio que han hecho pero en contrario tengo encontradas las posiciones de ¿por qué no se hizo de la misma forma cuando estuvimos los 15 jueces, en este caso no estaríamos hablando de un presidente temporal o una presidenta subrogante temporal, sino que estaríamos hablando de titulares. No entiendo cómo es que se llegó luego a este consenso y cómo dejaron sus posiciones a un lado tanto el doctor Saquicela como la doctora Camacho. Sin embargo, el ejercicio que resulta de toda esta cuestión es que al menos tenemos representante de la Función Judicial que es la Corte Nacional y eso sí felicito, pero no comparto que se haya hecho recientemente cuando ya no había opciones de designar titulares.
  • Puede ser eso si es que no se lograron acuerdos para designar titular es porque las circunstancias que se presentaron luego se dieron posteriormente: el anuncio de la prórroga, la notificación de la Judicatura con la finalización del mandato del presidente de la Corte y la renuncia de este al cargo que concluyó.
  • A eso me refiero cuando digo que cada uno tenía que dejar de lado sus posiciones personales. Si ya había una posición de parte del doctor Saquicela de reelegirse y no tenía los 12 votos que era la única forma para que fue presidente y la doctora Camacho al mismo tiempo, lo malo era que ya era un candidato de consenso. Lo malo está en que normativamente y con la consulta al procurador había una estimación de que podría darse una prórroga en funcione, pero de forma temporal. Sin embargo, estaban las posiciones de los demás compañeros de que debía ser el más antiguo o el mejor calificado y otras situaciones. Pero, ese escenario que se produce a partir de la renuncia del doctor Saquicela a la Presidencia era algo que iba a darse por fuerza de ley, porque el 5 de febrero terminaba sus funciones. Se hubiese hecho el mismo ejercicio antes de esa fecha. No entiendo qué cambió al interior. Sin embargo, mi línea de que fuera el más antiguo iba por tener un presidente o una presidenta que también hubiera sido formidable. Sí cambió el escenario pero todo eso se podía haber previsto antes de que ocurriera el fatídico 5 de febrero o el 2 de febrero cuando ya no existían los jueces para la elección.
  • Volvería a postularse en el concurso para jueces de la Corte Nacional. ¿Cree que hay garantías?
  • A partir de la resolución en la que se deroga la extensión de periodos de los jueces de la que no me beneficié nunca nace la resolución que deroga esto y que todo queda para atrás y que de aquí en adelante se van a elegir jueces para reemplazar los 10 cargos para periodos de nueve años. Yo tengo mi acción extraordinaria en la Corte Constitucional y mantengo mi posición que cuando se designa un juez es para nueve años, a pesar de que la Judicatura adoptó la decisión que terminábamos los cargos en tres años. Presenté acciones antes de la resolución que extendió las funciones a los jueces. No creería que existe prohibición porque inclusive se derogaron los reglamentos para el anterior concurso. Entonces el Consejo de la Judicatura no debería expedir reglamentos para que puedan ser obstáculo para que puedan participar quienes, a decir de ellos, terminaron recientemente el periodo. La única forma de no participar es que se cumpla un periodo de nueve años y no es el caso nuestro. Si hubiera la oportunidad para mantener esta línea, que lo hago bajo protesta, porque igual siento que mi cargo sigue en litigio por la acción extraordinaria de protección. Igual siento que aún falta algo por hacer. Además, está próximo el concurso para fiscal general y ahí sí tengo una decisión tomada que en ese concurso sí voy a participar
  • Si no participa para la Corte iría al concurso de fiscal general.
  • Claro, el de la Corte es una decisión por tomar de acuerdo a como se presenten los reglamentos y los escenarios pero una decisión ya tomada es que voy a participar en el concurso de fiscal general.
Facebook
Twitter