Walter Macías: «La justicia no está, ni puede estar a la venta»

Walter Macías es uno de los cuatro jueces nacionales que este sábado 3 de febrero de 2024 debió dejar su cargo en la Corte Nacional de Justicia.
En una carta pública, difundida en sus redes sociales, Macías expuso varias observaciones a la actuación del Consejo de la Judicatura y a la situación que afrontó con la anterior administración que hasta llegó a destituirle del cargo.
Informó que el viernes 2 de febrero «he sido notificado en altas horas de la noche con la acción de personal mediante la cual se me cesó en mis funciones» por haber cumplido el periodo de 3 años por el que se me designó.
Contó en su comunicado que después que regresó a su cargo luego de la ‘arbitraria destitución‘ de la que fue objeto, señaló que no se acogía a la ampliación del periodo resuelta por dos vocales del Consejo de la Judicatura mientras estaba destituido.
Se refiere al expresidente del Consejo Wilman Terán, preso en la cárcel 4 y procesado por posible delincuencia organizada en el caso Metástasis y de Xavier Muñoz, procesado por presunta obstrucción de la justicia.
«Mis principios no son negociables. Esto, sin perjuicio de que, en mi opinión, la resolución del Consejo y la normativa conexa, a través de la cual se nombró jueces para 3 y 6 años contraría el artículo 182 de la Constitución pues el texto constitucional prevé un periodo único y fijo de 9 años», destacó. Dejó claro que ninguna disposición infra constitucional puede modificar o contrariar ese tema. Añadió que sus argumentos y discrepancias sobre la innovación del Consejo sobre los periodos para el ejercicio de la judicatura nacional no previstos ni en la Constitución, ni en el Código Orgánico de la Función Judicial (COFJ), los expuso ante la Corte Constitucional que resolverá lo que corresponda. Dijo que lo que esa instancia resuelva lo respetará.
Aunque manifestó que no comparte la interpretación de la Judicatura que va incluso en contraposición al criterio del procurador precisó que la respeta aún cuando la considera profundamente errada. Él cree que correspondía una prórroga en funciones hasta ser legalmente reemplazados.
Aclaró que la prórroga en funciones -que no es lo mismo que ampliación del periodo- no es en beneficio de los jueces, sino del imperio de la Ley. «Cada parte defiende una posición subjetiva desde el ámbito de sus intereses, pero el Derecho es la respuesta neutra a la que todos debemos someternos. Aquello no pasó en este caso», puntualizó.
Adicionalmente reiteró que el actuar políticamente correcto y no jurídicamente correcto «ha llevado a que muchos vean a la justicia como un botín de pirata. Debemos erradicar, de una vez por todas, la ya conocida frase: “esta si es la última vez», concluyó.

Facebook
Twitter