Por sexta ocasión no se pudo instalar el juicio en contra de Abdalá Bucaram

Tampoco este martes se pudo iniciar el juzgamiento por el caso de las posibles anomalías en la comercialización de insumos durante la pandemia.

Dos años, dos meses y cinco días han transcurrido desde que la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, llamó a juicio como presuntos autores del delito de delincuencia organizada al expresidente de la República, Abdalá Bucaram Ortiz y a su hijo, Jacobo Bucaram Pulley. Esa instancia resolvió la apelación al sobreseimiento dictado para los procesados. Sin embargo, hasta la fecha el caso no ha avanzado.

Para este martes 20 de febrero de 2024, estaba prevista la audiencia de juicio en contra del exmandatario y su hijo Jacobo, así como del exagente de la Agencia Metropolitana de Quito (AMT), Leandro Berrones y el israelí Sheinman Oren.

La Fiscalía General del Estado informó que la audiencia se declaró fallida debido a que el abogado de Berrones, uno de los imputados, no acudió, por lo que fue multado por el Tribunal de la causa y aún no se ha fijado nueva fecha para la diligencia. Lea también: «Pruebas COVID: Tribunal espera instalar este martes juicio contra expresidente Bucaram y otros«

Abdalá Bucaram, su hijo Jacobo, Berrones y Sheinman, son procesados porque según la Fiscalía, entre mayo y octubre de 2020, los cuatro habrían planificado y ejecutado actividades ilícitas relacionadas a la negociación de 21.000 pruebas para diagnosticar COVID-19 y mascarillas, durante la emergencia sanitaria.

Según la hipótesis de la Fiscalía, agentes de la AMT daban seguridad a ciudadanos israelíes que, al inicio de la pandemia, se instalaron en Quito y se dedicaron a la compra y venta irregular de insumos médicos y pruebas Covid-19. Unos de sus clientes en la venta de las pruebas habrían sido Abdalá y Jacobo Bucaram
En junio del 2020, la Policía allanó la casa del expresidente Bucaram y en ella encontró cajas que contenían insumos médicos como pruebas rápidas para COVID-19 y mascarillas.

En septiembre de 2021, la Fiscalía solicitó llamar a juicio a los procesados en este caso. En un principio, el juez de garantías penales, Giovanny Freire sobreseyó al expresidente y a su hijo, pero la Fiscalía apeló el sobreseimiento y el 15 de diciembre del 2021, la Corte Provincial de Justicia de Pichincha aceptó el recurso de apelación y llamó a juicio a los implicados como presuntos autores de delincuencia organizada, pero el proceso sigue aplazándose.

Desde entonces, múltiples pedidos de diferimiento por temas relacionados con las defensas, la salud de los procesados o la integración de la sala no han permitido que se instale y desarrolle la diligencia por seis veces.

El 14 de febrero último, la defensa del exagente de la AMT de Quito, Leandro Berrones buscó que se difiriera la audiencia, pero recibió un inmediato no de los jueces penales.

En su respuesta, el tribunal señaló que debe cumplir su labor de administrar justicia con celeridad y garantizando el plazo razonable en la solución de los conflictos jurídicos, y que no puede estar supeditado a las circunstancias personales de los sujetos procesales.

Sin embargo, este martes 20 de febrero de 2024, la audiencia de juicio que debía realizarse en el Complejo Judicial Norte, de Quito, fue declarada fallida a pesar de la advertencia del tribunal de no permitir más dilaciones.

Facebook
Twitter