Organizaciones feministas presentan en la Corte una demanda para despenalizar el aborto

Colectivos feministas realizaron acciones frente a la Corte Constitucional.

El Movimiento Nacional Justa Libertad, impulsado por ocho organizaciones sociales y de derechos humanos y apoyado por líderes de opinión, artistas, activistas y diversas entidades de la comunidad internacional, interpuso una demanda ante la Corte Constitucional. Su objetivo es eliminar el artículo 149 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que establece el delito de aborto.

Justa Libertad es impulsado por las organizaciones Surkuna, Las Comadres, Alianza de DD. HH., Amazon Frontlines, Bolena, CEPAM Guayaquil, Fundación Lunita Lunera y Sendas, que impulsan acciones por los derechos humanos, la garantía de los derechos reproductivos de las mujeres ecuatorianas y su autonomía sobre su proyecto de vida.

Con acciones simbólicas, una delegación del Movimiento Nacional estuvo este martes 19 de marzo de 2024 frente a la Corte Constitucional de Quito. Además, hubo acciones paralelas en Guayaquil, Cuenca, Machala, Esmeraldas, Tulcán y Lago Agrio.

Según las organizaciones, en Ecuador el riesgo de abortos inseguros entre las mujeres más vulnerables se incrementa debido a la criminalización y estigmatización tanto de ellas como del personal de salud. Se habla de obstáculos y arbitrariedades al intentar acceder a la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Históricamente, que el aborto sea un delito en el país, afectaría «de manera desproporcionada a mujeres jóvenes, indígenas, afrodescendientes y en situación de empobrecimiento perpetuando esquemas de discriminación». Así, el Movimiento Nacional Justa Libertad surge con el objetivo de salvaguardar la vida de las mujeres entendiendo que el camino es la eliminación del delito de aborto.

Además, recomendaciones hechas por los organismos de protección de Derechos Humanos con relación a la despenalización del aborto en el marco de las obligaciones internacionales han sugerido despenalizar el derecho de aborto más allá de las causales y su penalización, así sea parcial, es catalogada como violencia de género. En este orden, el Movimiento Nacional Justa Libertad hizo un llamado a la Corte a reconocer el avance hecho por la sociedad, entendiendo que no se puede regular la libertad reproductiva de las mujeres con una ley penal con una antigüedad cercana a dos siglos.

Durante el acto simbólico, las vocerías del movimiento resaltaron que, “la clasificación del aborto como delito no parece ser un factor determinante en la decisión de interrumpir un embarazo. Sin embargo, esta penalización sí tiene un impacto significativo en el acceso a abortos seguros y legales, limitando sus opciones y aumentando la incidencia de abortos inseguros”.

Las mujeres que deciden interrumpir un embarazo enfrentan penas de prisión que oscilan entre 6 meses y 1 año. Además, la clandestinidad en la que se lleva a cabo la mayoría de los abortos impide conocer con precisión el número total de casos.  «Eliminar el delito de aborto en Ecuador les daría a las mujeres la posibilidad de acudir sin miedo al sistema de salud», señalan.

Por ello, la demanda interpuesta por el Movimiento Nacional Justa Libertad ante la Corte Constitucional apunta a proteger el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo y proyecto de vida, así como garantizar el acceso a servicios de salud reproductiva de calidad, seguros y legalmente reconocidos.

Facebook
Twitter