La Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) tendrá una representación en el Ecuador

Dependencia. Se inauguró una Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

La directora ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Ghada F. Waly, visita el Ecuador. Su objetivo es fortalecer la cooperación multilateral para el combate del crimen organizado transnacional, informó la Cancillería. Esa visita coincidió con la inauguración de las oficinas de la agencia en Quito, espacio desde el que se espera potenciar la cooperación.

La funcionaria se reunió con la canciller ecuatoriana Gabriela Sommerfeld y autoridades nacionales quienes exploraron las áreas de cooperación, destacando la relevancia del trabajo interinstitucional en la lucha contra desafíos como la corrupción, el narcotráfico y los delitos ambientales.

En un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores informó que la canciller Sommerfeld resaltó que la ONUDD siempre será un actor clave para el Ecuador, “con quien podemos contar para avanzar en la lucha por recuperar la paz y la seguridad en el país, principales objetivos del Gobierno Nacional”.

En ese sentido destacó que «la visita de la directora Ejecutiva de la ONUDD constituye una muestra del incansable trabajo que venimos desarrollando desde un inicio para enfrentar la crisis de violencia y conmoción social que soporta el país, como resultado de las actuaciones de grupos terroristas vinculados con la delincuencia organizada transnacional”.

También dio detalles del “Plan de Compromiso de la ONUDD para Ecuador”, desarrollado en colaboración con el gobierno. El plan apunta a respuestas efectivas al tráfico de drogas y los delitos asociados que alimentan la inseguridad, la violencia y la conflictividad en el país.

En ese plan se destacan seis ejes estratégicos. Entre ellos están: la prevención de la corrupción en el sistema portuario, el refuerzo de los controles penitenciarios y el fortalecimiento de medidas contra el lavado de activos y flujos financieros ilícitos. También busca mejorar la cooperación transfronteriza marítima y fluvial, aumentar la resiliencia de las instituciones de justicia, y reforzar la cooperación regional e internacional para combatir la delincuencia organizada transnacional.

Waly por su parte aseguró que la oficina que dirige “condena inequívocamente” todos los actos de criminalidad y violencia. “Estamos comprometidos a apoyar al gobierno de Ecuador para implementar respuestas sólidas, integrales y sostenibles que estén totalmente en línea con el derecho internacional y los estándares de derechos humanos”.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) se describe como un líder mundial en la lucha contra las drogas ilícitas y la delincuencia internacional. También está encargada de ejecutar el programa principal de las Naciones Unidas contra el terrorismo. Para el Ecuador esa dependencia es un estratégico para fortalecer las capacidades nacionales en áreas como la lucha contra la corrupción, el fenómeno socioeconómico de las drogas, los delitos ambientales, el sistema penitenciario, entre otros, señala el comunicado de la Cancillería.

Facebook
Twitter