Iván Saquicela anuncia en oficio que se prorroga en el cargo desde el lunes

La sesión extraordinaria de la Corte fue clausurada.

El presidente de la Corte Nacional de Justicia, Iván Saquicela, anunció que desde el próximo 5 de febrero se prorrogará en funciones. En un oficio remitido este 1 de febrero Saquicela comunicó a jueces y conjueces que debido a que el pleno “no eligió al presidente o presidenta para el periodo 2023-2027, de conformidad con el pronunciamiento vinculante y obligatorio” del procurador, por expreso mandato legal, “a partir del 5 de febrero de 2024, el suscrito se mantendrá en prórroga de sus funciones hasta ser legalmente reemplazado”.

Saquicela anunció que de esa forma comunica que “la continuidad del servicio jurisdiccional y administrativo de la Presidencia de la Corte Nacional de Justicia y la representación de la Función Judicial del Ecuador, se encuentra garantizada, en estricto apego a la Constitución de la República y a la ley”. La prórroga en los cargos podría aplicarse también a cuatro jueces nacionales cuyos periodos concluyen el 3 de febrero. En ambos casos se cuenta con un pronunciamiento de la Procuraduría, de carácter vinculante, ante una consulta formulada.

En cuanto al presidente de la Corte el procurador Juan Carlos Larrea señaló que, por excepción, “el presidente de la Corte Nacional de Justicia, servidor de la Función Judicial sujeto a un período fijo, podrá desempeñar funciones prorrogadas hasta ser legalmente reemplazado, a fin de garantizar la representación institucional correspondiente”. (También puede leer: «La Judicatura deberá ofrecer disculpas públicas al juez Walter Macías«)

En el mismo sentido sobre los jueces indicó que “podrán desempeñar funciones prorrogadas hasta ser legalmente reemplazados, a fin de garantizar el funcionamiento de ese órgano jurisdiccional”. Precisó que el pronunciamiento deberá ser entendido en su integridad y se limita a la inteligencia y aplicación general de normas jurídicas, siendo de exclusiva responsabilidad de la entidad consultante, su aplicación a los casos institucionales específicos.

Es que tampoco este jueves 1 de febrero se dieron las condiciones para la designación de presidente de la Corte durante la reinstalación de la sesión extraordinaria del pleno del organismo convocada para las 16:00. A la cita Saquicela llegó con los nueve votos que obtuvo la semana pasada.

Los seis jueces que apoyaron a Daniella Camacho y a José Suing, candidatos a presidir el Alto Tribunal, fueron inamovibles. El encuentro apenas duró tres minutos y medio. Luego la presidenta subrogante de la Corte, Katherine Muñoz, clausuró la sesión. Uno de los riesgos que avizoraban los jueces ante la falta de elección de presidente era que la Presidencia de la Corte quede en el limbo. En el caso de los cuatro titulares, su salida no impediría que el Pleno se reúna sino que no hayan los titulares suficientes para elegir presidente, nada más.

En el Consejo de la Judicatura se analizaron acciones. El lunes 29 de enero el pleno del Consejo declaró, por unanimidad, la necesidad extraordinaria y emergente de designar conjueces temporales de la Corte “con el objetivo de garantizar la continuidad del servicio judicial a la ciudadanía”.

Según la Judicatura, la declaratoria de emergencia permitirá cubrir, de forma temporal, las vacantes que quedarán en la Corte a partir del 3 de febrero, fecha en la que cuatro jueces nacionales cesarán en funciones por finalizar el periodo para el que fueron designados. Las vacantes no se cubrieron de forma permanente debido a que el pleno del Consejo declaró la nulidad insanable total del concurso para seleccionar jueces el pasado 18 de enero al haberse detectado anomalías en el proceso.

Con la declaración de emergencia la Dirección de Talento Humano del Consejo recibió tres días para elaborar el procedimiento para la selección de los conjueces nacionales temporales. Luego de eso, las direcciones de Gestión Procesal tienen que presentar informes técnicos para la designación.

Sin embargo, en la Corte se considera que hay imprecisiones en lo que comunica la Judicatura sobre la designación de conjueces. Eso es que sí existirían suficientes para remplazar a los jueces que deben salir.

Facebook
Twitter