Fausto Murillo: «Lo que está en juego no es de menor importancia, es el futuro de la Función Judicial»

El vocal de la Judicatura Fausto Murillo irá a juicio político el miércoles.

El vocal del Consejo de la Judicatura Fausto Murillo es optimista a la hora de pensar que en la Asamblea se podrían considerar las pruebas de descargo para descartar incumplimiento de funciones. El único vocal principal que queda en el organismo y el único que no ha sido procesado considera que el juicio político planteado en su contra es una persecución. Para las 08:30 del miércoles 28 de febrero está convocado el pleno de la Asamblea para conocer y resolver el tema.

¿Qué expectativas tiene del juicio político que debe resolver la Asamblea?

Espero que prime la sensatez, que se aprecien los descargos que me he permitido presentar en la sustanciación, las pruebas testimoniales, documentales, audiovisuales y la defensa que haré en el juicio. Esto me hace esperar que, aparte de los correístas y los socialcristianos, los bloques democráticos que no están para tomarse la justicia sino para respetar una justicia independiente e imparcial tendrán la suficiente sensatez de no entregar de ninguna manera un espacio de justicia a estas estructuras.

¿Cuáles estructuras?

Me refiero a las estructuras de la mafia narcopolítica, así se desveló en los chats del caso Metástasis cuando hablan el señor Salcedo (Daniel) con el señor Norero (Leandro) cuando en el anterior juicio político señalaban que en 10 días se tomarán el Consejo de la Judicatura, estará Murillo afuera que es el que no permite que ellos salgan en libertad. Entonces habría que preguntarse quienes mismo mueven los hilos de este juicio político a parte de estas dos agrupaciones de orden político que como repito son los correístas y los socialcristianos.

¿Por qué hace referencia a los chats y a la narcopolítica?

Porque en esos chats del caso Metástasis precisamente lo que se dice es que se va a tomar el Consejo de la Judicatura de parte de estas estructuras y que van a sacar a Fausto Murillo. Eso ocurrió en 2022, ventajosamente superamos ese juicio político. Cuando digo quiénes mueven este nuevo juicio político es posible que sean las mismas estructuras. De tal manera que no se puede permitir, más allá de Fausto Murillo, que se infiltren en la Judicatura y afecten los procesos. Ahora estamos llevando adelante un proceso de selección de 10 jueces de Corte Nacional, 14 conjueces, un banco de elegibles para seis años. Además, estos 10 jueces que sean designados tendrán que elegir al presidente titular de la Corte Nacional de Justicia que tendrán que enviar la terna para el Consejo definitivo y nuevo que tendrá que entrar en funciones en enero del 2025. Lo que está en juego no es de menor importancia, es el futuro de la Función Judicial.

¿Identifica qué estructuras estarían atrás de alejarle del cargo?

Político partidista: el Partido Social Cristiano y la Revolución Ciudadana. Quien presentó esto es el señor Luis Almeida que era asambleísta socialcristiano. Y quienes se han puesto como acusadores ya dentro del juicio político son: Carlos Vera socialcristiano y en la Comisión de Fiscalización las asambleístas Sofía Espín, el legislador Barreto y la asambleísta Pamela Aguirre. Y Viviana Veloz. A parte de ello digo que bien pueden estar detrás las estructuras de la narcopolítica, los mismos que estuvieron en el juicio político en 2022. Es decir, gente como el señor Salcedo y este señor Norero, estas estructuras delincuenciales que también tienen intereses en la justicia y que se ha verificado se han jactado que han sacado tanta gente con habeas corpus. Hay involucrados jueces, fiscales, generales de Policía y demás miembros que han sido permeados, reclutados de la Función Judicial, esa es la estructura narcodelictiva.

Podría ser que en la Asamblea ya cuenten con los votos para su destitución...

Si es así yo haré mi defensa, saldré con dignidad, con la frente en alto. He hecho un trabajo técnico, no soy un político. Soy el único vocal que queda principal desde el origen. No he tenido dificultades de ningún orden, no hay unas conductas de mi parte que me puedan reprochar. Lo que hecho es trabajar. En 2022 ejercí la presidencia. Se hicieron asuntos importantes como la creación y el concurso para jueces anticorrupción que hoy están haciendo frente y dando la cara al país, administrando justicia en los casos precisamente de ese conflicto interno armado que estamos viviendo.

¿Defenderá que su actuación ha sido distinta a los vocales que han sido procesados por varios casos penales?

«Demostraré que los cargos que me han presentado no tienen asidero, no han podido demostrar un incumplimiento»

Fausto Murillo, vocal del Consejo de la Judicatura.

Exactamente. No se olvide que aprobamos el protocolo para la destrucción de la droga almacenada en Guayaquil. Las últimas 50 toneladas que se incautaron el Los Ríos en dos días fueron destruidas con base en ese protocolo. En 2022 entregamos 4.500 computadoras, es decir una computadora nueva para cada juez y secretario, 500 escáneres, 500 impresoras, 27 equipos de videoconferencia, creamos unidades judiciales. En La Aurora, en Daule creamos una Unidad Judicial para 180.000 habitantes que no tenían servicio. Creamos en Galápagos, Azuay, en Pichincha, nombramos jueces, fiscales, creamos unidades adicionales de Garantías Penitenciarias en El Oro, Manabí y Santo Domingo. Se hizo un trabajo importante en 2022.

¿Cree que esa gestión incomoda a grupos delincuenciales que buscarían su salida de la Judicatura?

Además, ejercimos una potestad disciplinaria, a través del pleno, muy rigurosa, se destituyeron jueces, se presentó algunas acusaciones particulares por prevaricato, no nos hemos contentado solo con destituir cuando han cometido una infracción disciplinaria gravísima sino que hemos denunciado penalmente en la Fiscalía y algunos casos están ya para audiencia de juicio en los diferentes tribunales. Es decir, yo tengo el trabajo verificable, comprobable en mi informe de labores está detallado todo. Así es que yo he trabajado y por eso puedo sostener con dignidad que lo que me están haciendo en el juicio político sin causal, sin fundamentos, es simplemente una persecución, no han probado absolutamente nada los acusadores, no han tenido una prueba en la que me puedan atribuir incumplimiento de funciones.

Si es un tema político podríamos pensar que ya pudieron haber reunido los votos para su destitución.

Podríamos pensar que reunieron los votos o que no lo hicieron. Ellos necesitan 92 votos.

Usted es optimista que los legisladores podrían razonar y tomar en cuenta sus descargos.

Tengo el optimismo que me dan la razón y la verdad. Demostraré que los cargos que me han presentado no tienen asidero, no han podido demostrar un incumplimiento.

Con las pruebas de descargo que dice que ha presentado, ¿cuál debería ser el razonamiento de los legisladores?

Hay que tener claros dos conceptos: hay que desechar esa pretendida tolerancia cultural a la corrupción y cambiar la mentalidad y en esa línea deben estar y estoy seguro estarán la mayoría de legisladores si piensan en el país, que hay que ponerse del lado de la legitimidad, de la Constitución y de la ley, esa es la línea correcta.

¿El empeño es sacarlo porque usted dice que es incómodo?

El empeño es que Fausto Murillo no esté en la Judicatura. Soy incómodo, soy un obstáculo, no he permitido en los procesos de evaluación a la Corte Nacional y de selección de jueces que le metan la mano y en el proceso que estaban llevando la mayoría con el doctor Terán, Muñoz y Barreno (todos con procesos investigativos) denuncié las anomalías en ese concurso, me opuse a que se amplíen los plazos de los jueces de la Corte en medio concurso, me opuse a que se tome doble prueba de confianza o que los directores provinciales sean los que califiquen o recalifiquen méritos, entre otros. A eso me opuse, por eso me persiguen porque esa mayoría pretendió poner jueces en un proceso viciado. Y ahora sabemos que si empatamos con la pretensión de poner nuevas causales para la revisión ahí está la ruta de la impunidad, por eso soy incómodo porque yo no me he sometido a esos intereses y trabajo en función de la institución, la seguridad jurídica y la transparencia.

Facebook
Twitter