El habeas corpus presentado en beneficio de Jorge Glas no se aceptó y seguirá preso en La Roca

El exvicepresidente Jorge Glas durante la audiencia de recusación que presentó en contra del juez Julio Inga.

La defensa del exvicepresidente buscaba que el juez de Garantías Penitenciarias ordene su arresto domiciliario en la casa de su madre

El exvicepresidente Jorge Glas seguirá preso en la cárcel de máxima seguridad La Roca en Guayaquil y no podrá acogerse al arresto domiciliario en la casa de su madre como había solicitado su defensa.

El juez de Garantías Penitenciarias Patricio Vidal no dio paso al habeas corpus presentado la semana pasada en beneficio del exvicepresidente quien cumplía con medidas alternativas dispuestas el año pasado. Glas regresó a prisión en abril tras ser detenido en la Embajada de México a donde ingresó en calidad de huésped en diciembre de 2023.

La resolución judicial fue anunciada este lunes 8 de julio. El juez Vidal reinstaló la audiencia a las 09:00 y se hizo de forma telemática. Para la diligencia el juez había dispuesto que comparezcan el médico psiquiatra Darío Vargas que labora en la Coordinación Zonal 09D08, el psicólogo Juan Carlos Córdova y la psicóloga Adriana Solórzano.

Al director de la cárcel La Roca el juez le había oficiado para que disponga el traslado de Glas Espinel para que pueda tener acceso a la comunicación telemática y participe en la audiencia convocada. Asimismo, se notificó a la Procuraduría para que represente al Estado. Glas autorizó a Andrés Villegas como su defensor.

Según el juez, el exfuncionario no logró probar que se violaron sus derechos. En la audiencia el Servicio Nacional de Atención Integral (SNAI), el Ministerio de Salud y la Procuraduría evidenciaron que en los tres meses que Glas está recluido en ese centro carcelario ha recibido cerca de 80 atenciones. Ha sido visitado por cardiólogos, psicólogos, neumólogos y personal de Medicina General. Pero para Glas, gran parte de esas visitas solo tuvieron como objetivo controlar su presión arterial. Una de las quejas del exfuncionario del correísmo es que no tiene medicinas.

Asimismo, en su cuenta de X la periodista Yalilé Loaiza escribió que la Procuraduría presentó un informe sobre el cumplimiento medidas cautelares internacionales ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que están vigentes desde el 2019. Ese organismo destacó que, con un informe del 28 de junio, el Ecuador evidenció que ha cumplido con todas las medidas indispensables para garantizar la salud del exvicepresidente

Además, durante su intervención pasado este mediodía, indicó al juez que tuvo que volver a espantar a los roedores que habrían ingresado a su celda, según reseñó Ecuavisa. También se quejó porque solo dos días a la semana puede recibir sol. Cuestionó que sus defensores que se encuentran en cinco países no pueden acceder a reuniones con él.

Glas cumple una pena unificada de ocho años por sentencias impuestas en los casos de corrupción Odebrecht y Sobornos por asociación ilícita y cohecho agravado. Además, tiene un tercer caso por posible peculado que espera audiencia preparatoria de juicio junto con otros sospechosos.

Facebook
Twitter