El conflicto con México analizado desde el derecho internacional y la comunicación

Análisis. Expertos hablaron del conflicto diplomático con México.

Con los sucesos del 5 de abril pasado y la irrupción en la sede de la Embajada de México en Quito lo que ha hecho el Ecuador es “violar el derecho internacional y los principios que se ven en el convenio de Viena y también el Convenio de Caracas en sí”. Es la opinión del internacionalista Hernán Moreano quien, este sábado 13 de abril, estuvo en el programa Comunicación y Justicia en radio Sonorama 103.7 en alianza con el Círculo de Periodistas Judiciales.

Moreano fue uno de los entrevistados en el programa radial junto con Christian Bravo quien habló del conflicto diplomático con México, pero desde el lado de la comunicación. Moreano cree que el Gobierno del Ecuador debe reconocer que cometió un error “violó el derecho internacional y también la soberanía que existía en la embajada de México en esa noche”. Se refiere a la actuación de las fuerzas policiales y militares que irrumpieron en esa sede diplomática para detener al exvicepresidente Jorge Glas, sentenciado por corrupción en los casos Odebrecht y Sobornos e investigado por posible peculado en el caso Reconstrucción de Manabí.

Habla también de la ausencia de buenos asesores para el presidente y los ministros de Gobierno, Relaciones Exteriores y Defensa y que “no fueron informados sobre las consecuencias que esto iba a tomar. Tanto la ONU como la OEA han demostrado mucha preocupación”. Tras la condena que hizo a OEA el miércoles por la incursión a la sede diplomática el llamado fue al diálogo para que los gobiernos de Ecuador y México se sienten a dialogar, dice Moreano quien insiste que Ecuador “debería disculparse con México por este error que se cometió”.

Christian Bravo dice que todo lo que se ha sumado a este conflicto tiene una connotación internacional en la cual Ecuador va a tener una sanción, un llamado de atención o va a tener que luchar mucho para tratar de recuperar esa reputación que se ha visto afectada por esta violación en el derecho internacional.

“Por otro lado está el ámbito político interno que es donde se generan otro tipo de factores y surgen muchos discursos en torno a este conflicto. Tomar en cuenta como se origina esta situación, todos estos anuncios que se hacen desde el gobierno mexicano, el presidente López Obrador que hace declaraciones inoportunas, que empieza a tener una injerencia polémica con declaraciones polémicas sobre la política ecuatoriana y que desencadena en un conflicto de estas magnitudes”, destaca.

Para él, las acciones tomadas por el gobierno dan cuenta de ese desconocimiento y lleva al país a generar un conflicto que no se sabe hasta donde va a llegar hay. Menciona que tomar en cuenta los plazos que tiene el gobierno en torno al conflicto internacional y “los plazos que busca controlar y manejar el gobierno en el ámbito interno pues hay una consulta de por medio, hay elecciones a las puertas y parece que el gobierno ha tratado de priorizar”.

Reitera que el gobierno está tratando de centrar sus acciones en la coyuntura interna. Además, hay una situación que atraviesa el presidente mexicano por todas las polémicas, por su discurso de provocación a varios países y lo que el gobierno busca es tratar de controlar la situación de política interna.

Considera que esta “se presenta como una oportunidad que tiene el gobierno para romper con el correísmo” y tratar de dar por finalizada esa unión que tenía con esa agrupación. Recuerda que la semana que concluye ha sido muy dura para el correísmo por todos los anuncios que han ido apareciendo en torno a la corrupción generada en el correísmo.

“El correísmo ha salido desgastado en estas semanas por centrar su defensa en un personaje que está muy desgastado, eso como una estrategia inadecuada, que no ha generado los resultados para esta organización política, los número en favor del gobierno previo a la consulta se mantienen”, puntualiza. Eso permitiría entender las acciones del gobierno en política interna por sobre lo que viene en el ámbito internacional, habrá mucho trabajo que tendrá que hacer el Ecuador.

Moreano opina que si es que existen sanciones deberían ser al Gobierno no al pueblo. Por ejemplo, los temas migratorios no deberían tocarse ni castigarse. Ya en cuanto a la materialización de sanciones cree que no serían muy fuertes. Piensa que tal vez México podría hacer un poco de boicot para que Ecuador no entre en la Alianza del Pacífico o podría hacer boicot para que le expulsen del Mercosur en donde es observador.

Finalmente, para Moreano, el camino es un diálogo nacional, romper con la rivalidad entre correístas y anticorreístas y darle más prioridad en la reactivación del país. Porque el país está hecho un caos y está en crisis.

Facebook
Twitter