Caso Nene: La Fiscalía vinculó a otro sospechoso a la instrucción por oferta de tráfico de influencias en la Vicepresidencia

El caso Nene seguirá sustanciándose ante un juez inferior. Este jueves fue la vinculación de un nuevo procesado.

Daniel Redrován recibió cargos y fue vinculado al caso Nene que se sigue en por posible oferta de tráfico de influencias en contra de Francisco Barreiro, hijo de la vicepresidenta Verónica Abad, actualmente en misión diplomática en Israel.

La audiencia de vinculación se realizó este jueves 20 de junio de 2024 en el Complejo Judicial norte de Quito. El presunto delito se habría cometido en la Vicepresidencia de la República. Redrován recibió medidas sustitutivas. Deberá presentarse una vez por semana ante el fiscal que lleva el caso y tiene prohibición de salida del país. La posible víctima en este caso recibió medidas de protección.

Según informó la Fiscalía, durante la audiencia de formulación de cargos y vinculación a la instrucción, el fiscal de la Unidad de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción informó que la investigación inició tras una denuncia ciudadana que daba cuenta que la víctima habría accedido a un puesto de trabajo en la Vicepresidencia, a cambio de entregar una parte de su sueldo.

El fiscal indicó que los indicios determinan que la noche del 8 de diciembre de 2023, el perjudicado se habría reunido con Francisco Barreiro y Daniel Redrován en un hotel de Quito. Ambos le habrían ofrecido el cargo de coordinador general de Comunicación, con un sueldo de 3.200 dólares. Pero, debía entregarles 1.700 dólares.

Según la información de la Fiscalía, para garantizar el pago y como respaldo del monto que debía ser pagado en un año, al denunciante firmó una letra de cambio por 30.600 dólares. Como elementos de convicción el fiscal presentó: la versión del denunciante, el informe de vigilancias y seguimientos, el informe que certifica que las voces en los audios de las conversaciones mantenidas entre la víctima y los procesados corresponden a Redrován y Barreiro, el informe de reconocimiento del lugar de los hechos, la inspección ocular técnica y la certificación que determinó que la víctima sí estuvo como funcionario de la Vicepresidencia.

También se expusieron certificaciones de que Redrován se hospedó en el hotel donde ocurrió la reunión y versiones que evidencian que no era funcionario de la Vicepresidencia, sino que era presentado como “asesor político” y “canal de comunicación” de la Vicepresidenta, pero que no es parte de la nómina de la entidad, entre otros elementos.

La Fiscalía intentó vincular al caso a la vicepresidenta y la causa fue remitida a la Corte Nacional por el fuero del que goza la funcionaria. Por sorteo la causa le correspondió conocer a la jueza Daniella Camacho. Ella solicitó a la Asamblea autorización para su procesamiento penal. El pedido fue negado y el caso volvió al juzgado inferior que finalmente realizó la audiencia de vinculación. La Fiscalía anunció que el procesamiento seguirá cuando Abad concluya el ejercicio de su cargo.

La oferta de realizar tráfico de influencias está tipificada en el artículo 286 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y es sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

Facebook
Twitter